Opinión y hechos

En México estamos enfrentando problemas económicos serios.

La economía mexicana, para 2016 y 17, no se puede ver con optimismo porque tendrá que hacer frente a riesgos importantes que deberían ser, cuando menos disminuidos porque además, sabemos, impactarán con mayor fuerza a los que menos tienen, carecen de bienes inmuebles, dependen de su empleo o de su pensión, de la producción de su pequeña parcela o de sus exiguos ahorros:
La caída en los ingresos petroleros, el agotamiento de los incrementos en los ingresos tributarios ---con los consiguientes incrementos en el déficit---, y el posible aumento en el costo del servicio de la deuda como consecuencia del alza en las tasas, tanto en Estados Unidos, como en México, nos pueden llevar a otra crisis.
Pareciera evidente que las dificultades más importantes proceden del exterior, sobre las cuales, por eso mismo, México no tiene ninguna posibilidad de influir. Pero al interior del país sí debemos actuar con diligencia: la medida más eficaz será, sin ninguna duda, instrumentar disminuciones en el gasto público. Es una alternativa difícil de aceptar porque afectará, de manera importante, la cuantía de los recursos que se destinan a los estados de la República, así como a los gastos e inversiones federales en educación, salud y energéticos, pero no hay de otra.
En cuanto a los efectos políticos, resultan elocuentes los cambios en los titulares de tres entidades que forman parte del gabinete presidencial ampliado: La dirección de PEMEX ha sido asignada a José Antonio González Anaya, en sustitución de Emilio Lozoya; en la Secretaría de Salud ha ingresado el ex rector José Narro, dejando esa posición la doctora Mercedes Juan López; y al IMSS, ha llegado Mikel Arriola en lugar de González Anaya
Esos son apenas los primeros efectos porque todos los procesos políticos serán impactados por las dificultades económicas ---tanto este año, en el que se eligen doce gobernadores, 965 municipios, y 388 diputaciones en 11 congresos locales---, como las elecciones del próximo año, 2017 ---que incluyen tres estados de la República con dos gobernadores, 270 municipios, y 55 diputados----.
El resultado de esas elecciones de 2016-17 y la situación económica del país en su conjunto ---con los graves problemas en seguridad, violencia e ingobernabilidad, generada principalmente por el narcotráfico---, influirán decisivamente en los trascendentes comicios de 2018, en los cuales elegiremos al Congreso Federal y al Presidente de la República.
La crisis petrolera, en su origen, es sumamente compleja, pero sus efectos son evidentes: El precio de la mezcla mexicana ha caído hasta alrededor de 20 dólares, y la producción en PEMEX se ha reducido a un promedio de 2.25 millones de barriles por día, niveles tan bajos como los tenidos en los años noventa.
La divisa norteamericana está llegando a los $20.00 pesos situación que, justificadamente, ha generado incertidumbre y desazón, porque todos recordamos este fenómeno, del deterioro cambiario, como el preámbulo de varias crisis que han afectado a todos.
Eso a pesar de que la inflación se encuentra controlada, por lo pronto ya que cerró, en 2015, en tan solo 2.13% anual.

En un ambiente tan inestable resulta difícil hacer pronósticos confiables pero lo que se puede decir, en opinión de economistas capaces, es que estamos viviendo un cambio profundo que se generó en la crisis de 2008-2009, y que los ajustes se alargarán hasta llegar a un nuevo equilibrio durante los próximos cinco o seis años: No va a haber una corrección en el corto plazo. BAM

Hechos:

Las perspectivas de la economía mexicana son complicadas ver...

Ante La Asociación de Exalumnos del ITAM, conjuntamente con la universidad, organizamos desde hace más de dos décadas un evento de Perspectivas Económicas para visualizar las principales variables positivas o negativas que tendrán un efecto relevante en el año que se inicia en la economía nacional.

Hubo coincidencia de todos los expositores de que el entorno internacional será muy difícil en el año, con un precio del petróleo bajo y fuerte volatilidad en el precio del dólar.

Entre los puntos interesantes que mencionó Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público, están que el remanente del Banco de México se usará para reducir la deuda del gobierno y no como gasto público… Uno de los más interesantes fue el énfasis sobre la conveniencia de que sea el gobierno el que se “apriete el cinturón” y no las empresas o las familias mexicanas a fin de evitar que se eleve el déficit fiscal, lo que fue muy bien visto por los asistentes.

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, habló sobre la estabilidad del poder de compra del peso mexicano, a pesar del difícil entorno internacional; remarcó el hecho de que se rompió el ciclo perverso de mayor inflación que eleva las tasas de interés, lo que a su vez incrementa el déficit público que vuelve a provocar más inflación.

Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, en una extraordinaria conferencia hizo un recuento de la situación económica prevaleciente en el mundo, con énfasis en la desaceleración de China y en la creciente desconfianza en las instituciones en todo el mundo, que se puede superar con mayor transparencia en las decisiones que se tomen. Respecto a los desafíos que tiene México destacó cuatro cruciales: 1) Los bajos niveles de productividad; 2) los elevados niveles de desigualdad; 3) los altos niveles de informalidad, y 4) la corrupción, remarcando que en las cuatro hay avances pero que es necesario intensificar el esfuerzo.

Recomendó un cambio de mentalidad económica de México, es decir “revisar y modernizar el pensamiento económico de nuestras instituciones, de nuestras universidades, de nuestros tomadores de decisiones”. Yo agregaría que se utilizan de manera infructuosa dogmas de hace dos siglos para superar problemas del futuro, con resultados mediocres.

Fuente: Benito Solís, El Financiero, 12 de enero de 2016. http://bit.ly/23NxEKl

Pese a las dificultades económicas, el gobierno cada año recauda más ver...

En 2015, el Servicio de Administración Tributaria recaudó 2 billones 369 mil millones de pesos, lo que significó 17% más de lo programado y el mayor monto en la historia del país, informó el jefe del SAT, Aristóteles Núñez.

 Eso nos permite compensar la caída en la fuente petrolera… reveló que el número de personas inscritas en el padrón de contribuyentes activos es de 51 millones, lo que significó un avance sustancial respecto a 2013 y 2014… ya estamos cerca de la Población Económicamente Activa”, dijo el funcionario federal. Comparado con lo que cerramos en 2012 representa poco más de 13 millones de contribuyentes adicionales. De cara a 2016, dijo que el reto es incrementar la recaudación a 2.4 billones de pesos.

El gobierno federal denunció ante la Procuraduría General de la República a unas mil personas como presuntas responsables de los delitos de defraudación fiscal y lavado de dinero, reveló el jefe del Servicio de Administración Tributaria, Aristóteles Núñez.

Fuente: Jorge Ramos, Dinero en Imagen, 29 de enero de 2016. http://bit.ly/1RQQHzl

El endeudamiento del sector público ha crecido de manera preocupante ver...

El costo financiero del endeudamiento total del sector público mexicano implicó un gasto sin precedente de 407 mil 893.6 millones de pesos durante 2015, el cual tuvo un incremento anual de 14.8 por ciento en términos reales, indica el Informe sobre las finanzas públicas y la deuda, al cuarto trimestre del año pasado.

Ese aumento porcentual en el pago de intereses y comisiones implicó un alza de casi 62 mil millones de pesos en 2015 respecto al cubierto durante 2014, indicó el reporte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a la Cámara de Diputados.

Del costo total del endeudamiento público, 97.3 por ciento, esto es, unos 396 mil 944.3 millones de pesos, correspondieron al pago de intereses, comisiones y gastos relacionados con el endeudamiento del gobierno federal y el sector paraestatal.

Según el reporte de Hacienda, el saldo de la deuda neta total del sector público ascendió a 8 billones 160 mil 589.9 millones de pesos al término del año pasado. Ese monto representó un aumento real de 14.3 por ciento, equivalente a un billón 213 mil 143 millones de pesos durante 2015.

De esa elevación, unos 575 mil 607 millones de pesos correspondieron al aumento registrado en la deuda interna, la cual representa 66 por ciento del endeudamiento total del sector público. En tanto, la deuda externa, que significa 34 por ciento del total, tuvo una elevación anual de 29.7 por ciento, por una cantidad de 637 mil 536 millones de pesos, debido a la mayor contratación de débitos en el exterior y el impacto de la devaluación de la moneda nacional frente al dólar estadunidense.

(…) el Centro de Estudios del Sector Privado (CEESP) advirtió que por intereses de su deuda externa México pagó el equivalente a 1.9 por ciento del producto interno bruto (PIB), entre enero y septiembre del año pasado, lo que representa la proporción más alta para el mismo periodo de los últimos 18 años.

El gasto neto al respecto ascendió a 16 mil 314 millones de dólares, el mayor monto para el mismo lapso en la serie que publica el Banco de México desde 1995, indicó el organismo.

Sobre la cuenta corriente, el CEESP refirió que hasta el tercer trimestre del año pasado registró un déficit equivalente a 2.9 por ciento del PIB, el porcentaje más alto para el mismo periodo desde 1988, es decir en los últimos 27 años, e incluso pronosticó que rebase el 3 por ciento en todo 2015.

Fuente: Juan Antonio Zúñiga y Susana González, La Jornada, 1º de febrero de 2016. http://bit.ly/1UD9Na7

Los legisladores tienen una visión económica afectada por intereses políticos ver...

 En Pemex y CFE no están garantizando eficiencia, por lo que tomar medidas que le generen bienestar a la economía mexicana, como el reducirles el presupuesto, porque los mexicanos no pueden, con sus impuestos, financiar empresas que representan “un barril sin fondo”, consideró el vocero de la fracción parlamentaria del PAN en San Lázaro, Jorge López Martín.

(…) el portavoz de los diputados del PRD, Xavier Nava, coincidió con el presidente de la Cámara de Diputados, el perredista Jesús Zambrano, en el sentido de que es un error muy grave reducir presupuesto a CFE y Pemex, y las deja en un estado de indefensión.

(…) el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016, fue aprobado por casi todos los grupos parlamentarios, incluyendo el PRD. Para este año, el monto asignado para el Ramo 18, Energía, asciende a dos mil 807 millones 979 mil 137 pesos, cifra que representa un decremento de 9.1 por ciento en comparación con el otorgado en 2015.

(…) el gasto programable asignado a la CFE para 2016 fue de 299 mil 454 millones 215 mil 190 pesos, es decir, 4.5 por ciento por debajo de lo conferido para 2015. En lo que corresponde a Pemex, se le aprobó un gasto de 478 mil 282 millones de pesos, que representa una contracción de 11.5 por ciento respecto a este año.

(…) la complicada situación económica por la que atraviesa el país podría orillar a la Cámara de Diputados a realizar ajustes al presupuesto y gasto público, advirtió el Presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva; mientras que el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa Patrón, rechazó que en el país haya recesión y aseguró que en el mundo ven a México con una enorme credibilidad para la inversión.

El coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa Patrón, dijo que en este entorno económico por el que atraviesa el país, el presidente Enrique Peñas Nieto ha dejado muy en claro que quien se tiene que apretar el cinturón es el Gobierno de la República.

Fuente: Patricia Torres y Abigaíl Cruz / El Sol de México, 2 de febrero de 2016. http://bit.ly/1P2SQ7o

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar