Opinión y hechos

Las democracias fallan y los populismos se multiplican.

Quizás estas crisis, recurrentes no solo en México sino a nivel mundial, exigen de los políticos una revisión a fondo de sus estrategias. Los inversionistas, aparentemente, ya no están de acuerdo en jugar en los mercados accionarios donde, unos cuantos, parecieran ganar cantidades exorbitantes, especulando, mientras la gran mayoría gana muy poco o pierde, tratando de producir bienes y servicios en la economía real.
Las democracias se muestran desconcertadas y paralizadas lo que, además, está abriendo las puertas a los demagogos y populistas, igual en España que en Estados Unidos o en Latinoamérica.
Aparentemente, los populistas todavía pueden engañar a las sociedades desesperadas acudiendo a remedios simplones, de carácter dizque nacionalista, muros fronterizos y medidas proteccionistas: bajas irresponsables de impuestos y subsidios a discreción, con salarios, precios y tasas de interés por decreto. Eso les puede llevar al poder y sostenerlos unos cuantos años, con la ilusión de que la economía empieza a funcionar para la mayoría. Pero, como son modelos económicos que han fracasado una y otra vez, porque en la economía todo tiene un costo, en poco tiempo llevan a los países a la ruina.
Necesitamos regresar a la economía real disminuyendo el peso de las maniobras financieras y la especulación, que acaban por hacer inviable la operación de enormes cantidades de empresas pequeñas y medianas que son las que producen la mayoría del empleo nuevo, y que pueden distribuir la riqueza de manera más equitativa.

La globalización con su revolución de las comunicaciones y el acceso prácticamente universal a las redes sociales, al Internet y en general a los Medios electrónicos para obtener información, está modificando el comportamiento de las personas y familias en todo el mundo, también su conducta en el ámbito económico debe cambiar ---cuando esto no parece que lo hayan tomado en cuenta en grado suficiente---, porque los políticos necesitan estar dedicados, prioritariamente, al apoyo de la sociedad para la consecución del bien general. BAM

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar