Preámbulo

Procesos electorales. Algunas repercusiones en el seno de los partidos.

El rechazo de la partidocracia y los “independientes”.

Pareciera una conclusión generalizada, después de las elecciones intermedias, la necesidad de que los partidos realicen mejor su papel en el proceso democrático de México. Si no reaccionaran, en consecuencia, los daños a nuestro proceso de la transición política podrían ser enormes.

Las candidaturas llamadas “independientes” han hecho evidente el rechazo de muchos ciudadanos a los partidos y, sobre todo, a la situación viciosa que se ha venido conformando con el nombre de partidocracia. El fenómeno es un subproducto de nuestra evolución política, agudizado a partir de la alternancia del año 2000.

La fuerte inserción de Morena, cambiará la política en la Capital.

El triunfo de Morena en el DF en cinco delegaciones, y en 18 posiciones en la Asamblea Legislativa, mientras el PRD se quedó con 14, el PAN con 5 y el PRI con 3, perfila a la Ciudad de México como la plataforma de lanzamiento de AMLOa la Presidencia, por tercera ocasión.

Además, no conforme con sus triunfos López Obrador está peleando, jurídicamente, las delegaciones Gustavo A. Madero, Iztapalapa y Coyoacán.

Con un realismo crudo,  antes de las elecciones intermedias, el presidente del PRD, Carlos Navarrete, pronosticó que atendiendo a los resultados electorales en el DF, sería posible que en el 2018 perdieran la Jefatura de Gobierno, posición que han tenido, ininterrumpidamente, desde que ese puesto dejó de ser una designación presidencial para convertirse en un puesto de elección popular. El primero en ocuparlo fue Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Los políticos de partido parecieran carecer de la capacidad de autocrítica.

En los mentideros políticos se especula con la inminencia de numerosos cambios en el seno de los partidos, como consecuencia de los resultados en las elecciones intermedias. Todos, sin excepción,  dicen haber ganado… minimizan las pérdidas y magnifican los logros, y parapetados en sus propios balances expresan toda clase de pretensiones para alcanzar diversas posiciones, con las cuales se reconozcan sus presuntos méritos

Análisis:

Las elecciones intermedias sugieren una crisis en la llamada partidocracia.

Los partidos están teniendo cambios internos importantes a consecuencia de sus afanes electorales.

Se avizoran las primeras luchas en la competencia por la Presidencia, en 2018.

En el seno del PAN, después de las elecciones intermedias.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar