Preámbulo

La Oposición política, del PAN, el PRD, y su entorno. Cambios en los líderes y en la definición de sus roles.

La desviación de la transición por la “partidocracia”.

Nuestra reciente evolución política también está ligada al fenómeno de la “partidocracia”, al que hemos llegado en un exceso de consideraciones a instituciones que antes no tenían peso político real. Lo que para la Oposición era prácticamente un sacrificio de entrega generosa, para poner en juego sus doctrinas e ideologías, se ha convertido en la búsqueda febril, por parte de las burocracias partidistas, del control de la institución y, desde luego, de los privilegios anejos al monopolio que les concedió la ley para proponer candidatos ---situación, por cierto, que pareciera tener un quiebre con la aparición de las candidaturas llamadas “independientes” o “ciudadanas” que, teóricamente, surgen al margen de las estructuras partidistas---.

La escisión provocada por AMLO.

Parte sustantiva de la crisis del PRD es la escisión de Andrés Manuel López Obrador, quien se retiró para fundar su partido, MORENA, que demostró su fuerza al lograr dividir, prácticamente en dos, al principal bastión de la “izquierda”, la Ciudad de México, donde el tabasqueño obtuvo para la Asamblea Legislativa más diputaciones que el PRD. Fue un cambio dramático porque los perredistas habían controlado de manera continua, con amplio margen, la mayoría de ese cuerpo legislativo.

Necesitamos una Oposición fuerte.

Para continuar nuestro proceso de transición hacia un mejor sistema político, necesitamos que la vuelta del PRI a la Presidencia sea un movimiento más, de carácter natural, del fenómeno de la alternancia propio de la democracia, y no una vuelta, una regresión, hacia una forma más sofisticada y “moderna” del antiguo sistema político mexicano con sus lacras del autoritarismo, corporativismo y corrupción impune.

Para ello, requerimos una Oposición fuerte. Y, por ende, la suerte del PRD y del PAN es un tema importante para todos.

Análisis:

La Oposición se enfrenta a una cierta regresión política.

El PAN tiene nuevo líder.

El PRD está en búsqueda de su nuevo presidente.

Necesitamos una Oposición firme, consistente y eficaz para equilibrar al gobierno.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar