Preámbulo

La Reforma del Estado. La corrupción, el Estado de Derecho y las drogas.

El asunto Moreira y el de El Chapo tienen un denominador común: la corrupción.

Los problemas derivados de las actividades delictivas de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo” y, por ejemplo, los cuantiosos desfalcos de Humberto Moreira, tienen un denominador común que es la corrupción demasiado generalizada entre nuestros gobernantes, políticos, jueces y magistrados, legisladores y funcionarios públicos. Desde luego no todos ellos son reos, por igual, de estos crímenes. Pero por lo que se puede ver, los implicados en la corrupción son suficientes para mantener al país en una grave situación de ausencia del Estado de Derecho y de la aplicación de la ley. 

En México, Moreira no tiene por qué preocuparse.

Como si no fuera suficiente la exhibición que se ha dado acerca de la actuación irresponsable de las autoridades mexicanas, lindando con la ilicitud, los abogados de Humberto Moreira, en España, están presentando como pruebas de su inocencia sendas resoluciones de la Procuraduría de Coahuila y de la Procuraduría General de la República, las cuales, supuestamente, han investigado a Moreiray, adivine usted: lo han exonerado.

La gravedad de la corrupción se diluye en el show mediático.

Quizás todos estos escándalos sean parte de la cultura popular de la telenovela, de la Civilización del Espectáculo --- Mario VargasLlosa---, o del Homo Videns ---Giovanni Sartori---, que en formas diversas dosifican y tergiversan la información tornándola intrascendente e impidiendo, por esos recursos, una reflexión seria acerca de la realidad, limitándose a la mera diversión.

Lo más lamentable acerca de esta deformación de la realidad generada por los Medios, es que se alegue la libertad del pueblo para evadirse, para lo cual le dispensan esa estulticia atractiva o cualquier otro género de adicción placentera.

Ya nos están recetando el consumo “lúdico” de la marihuana, no de las mariguanadas de los Medios a los que ya nos tienen acostumbrados, sino de un paso adelante, del consumo directo de la cannabis.

Análisis:

En numerosas localidades del país, los ciudadanos viven sin ley ni derecho.

Las consecuencias del encausamiento penal de Humberto Moreira, son importantes.

La civilización del espectáculo abona a la enervación de la sociedad.

Nuestro problema fundamental es la tremenda corrupción que padecemos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar