Videos

Fin al control de la sección 22 sobre la educación

Desde el Humanismo, reflexionemos:

Educación, Seguridad Nacional.

Hemos visto al fin una acción coordinada del gobierno para quitarle el control a la Sección 22 de la educación, el presupuesto y una base de gente de condiciones precarias, explotadas por esto de la Sección 22 y lo que implica.

Esto era más que necesario. El sistema político mexicano, que podemos definir como un sistema triple C, es decir, de cómplices que se coluden por cuotas o también por un capitalismo corporativo, corrompido, sí, hizo este sistema a lo largo de muchos años, un engordamiento de parásitos en el sector educativo que ni enseñan ni dejan a otros que enseñen. Algo terrible que pone de rodillas a amplios sectores de la niñez y juventud mexicana con la complacencia del régimen.

Esto llegó a tal grado, que hubo una evolución de la protesta lucrativa del SNTE, que pasa a derivar en lo que es la protesta subversiva de la CNTE. Esta transformación se da por cuestiones claves, entre ellas, la intromisión del ERPI, el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente, que empieza a tomar las instancias tanto de la CETEG de Guerrero, como de la 22 de Oaxaca.

Nada más que en estos dos estados lograron meterse, de tal manera que los recursos que normalmente se le iban a este sistema “triple C” con la parte corporativa educativa, ahora engrosaban las arcas de grupos expresamente delictivos y expresamente subversivos.

Si bien, ya estaba haciendo un daño enorme este sistema a toda la nación por profesores que ni educan ni dejan que otros eduquen, en este caso se le aumenta algo que lo agrava: la cuestión revolucionaria subversiva.

Por lo tanto, no nos queda más que apoyar esta acción coordinada del gobierno, que esperemos sea exitosa y que le quite ese control que explotaba a maestros y explotaba a gente muy necesitada, a través de las componendas que lograban hacer estos hombres con varias prácticas deleznables.

Pero, ojo; muy bien que recupere el control el gobierno, pero ¿para qué?

Entonces, tiene que venir una gran exigencia de calidad y de apertura. No es posible que en el México del siglo XXI el gobierno mexicano intente seguir apropiando, como monopolio, el contenido de la educación a través de un texto único. Tiene que haber ciertos parámetros, por supuesto: exigencia en matemáticas, español. Pero tiene que haber una apertura ahí.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.